Cerrar

War

 

U2-WAR

Necesitamos una guerra. Y esto no es malo, el problema es que muere gente y eso sí lo es. La mayoría de las veces “la cosa” se ha solucionado rompiéndola y construyéndola otra vez. No en vano, esta es la primera vez que queremos solucionar una crisis reconstruyendo “la cosa” sobre el fango, sin destruir los pilares que nos han llevado a estar donde estamos. Nadie a estas alturas tiene confianza en que la huída hacia adelante que estamos intentando llevar a cabo nos va a sacar de ésta, por eso ahí estamos, sin ilusión, sin causa, sin bandera…

Es imposible construir sin motivación y sin metas, sin una guerra en la que tener clara la causa por la que has de dar la vida. En estos casos, la construcción muta a deconstrucción; lo mismo que si construyes un edificio sobre una tonelada de mierda se deconstruye, el afán de salir adelante sin creatividad nos está llevando a hundirnos más. ¿Es que no hay dinero? Vale, no hagamos nada, vivamos mal.

Antes pensaba que no estaba capacitado para ser político, pensaba que tenías que ser un tipo especial, de gran intelecto, con una clara vocación humanista y un nivel de excelencia en la gestión notable. Hoy pienso que yo sería un gran ministro de lo que sea, incluso un gran rey. La misión de un político en la actualidad española es decir no a todo y recortar a destajo, básicamente sin aportar mayor valor añadido. Yo eso lo haría de puta madre…, incluso una ameba lo haría bien.

Cuando un político dice que no hay dinero, lo que tiene que hacer es salir a buscarlo y traerlo a casa (no a la suya, a la de todos). El mayor reto que tiene hoy este país es generar nuevos valores, crear una causa-producto ilusionante por la que dar la vida y contar con políticos que sepan venderla para atraer inversores. Si no saben hacer esto: crear un producto y venderlo, hoy nuestros políticos no nos sirven. De hecho, el político que no sepa generar ilusión y atraer inversión debería dimitir de inmediato.

En fin, necesitamos una guerra con una causa fantástica por la que partirnos la cara, pero esto es imposible cuando el enemigo es tu propio general.

Hubiera utilizado otra metáfora menos bélica porque paso de guerras, pero me encanta el término en inglés como título del post. Me recuerda al disco que lanzó a la fama a U2 en los 80.

Si te ha gustado, compártelo!
http://www.ecequielbarricart.com/war/

En Concepto, Creatividad, Emprendimiento