Cerrar

THINK PUNK

Processed with VSCOcam with x2 preset

“Pensar Punk” es hacerlo de una manera simple, loca y sexy. La creación en tiempos en los que el suelo no es firme, genera un tipo de creatividad asentada en el caos. Crear edificios sobre los cimientos del caos puede que a priori no suene sólido, pero yo creo todo lo contrario. Cuando no tenemos la seguridad de apoyarnos en certezas, surge la creación más divertida, más libre; cuando creamos desde nuestra naturaleza instintiva, creamos desde la verdad, no hay nada más poderoso.

Piensa punk, total, qué más da. Una vez que está todo por hacer, nos podemos permitir dar rienda suelta a nuestras ideas, bajo la premisa única de no construir elefantes de nuevo. Es momento de componer canciones nuevas, simples, contundentes, con un estribillo claro que golpee los mercados como un tortazo, y a ver qué pasa. Crea libre, crea loco y no le des más vueltas.

-Jose, lo tengo. Voy a hacer una app que resulta que hace bla, bla, bla y entonces el algoritmo de tal lo enfrenta al big data de cual que según dice mi “bisnes anyel” resulta que chis pún quizás.
-Manu, no me jodas ¿tú lo que quieres es ligar, no? Pues haz una aplicación para ligar y no me rayes.

Los Stogges, grupo punk por excelencia, escribieron la canción “I wanna be your dog”. Quizá una de las canciones de amor más icónicas del punk rock de la historia. Se ve que Iggy Pop, su vocalista, quería ser el perro de alguien y ya está. Escribió la letra, le puso tres acordes y a pasar a la historia. No creo que a Iggy le importara mucho la industria de la música, la historia de finales de los 60 o lo que opinara su familia. La cuestión era que desde la poca adherencia al sistema de aquellos años, pudo expresarse con libertad y desde su verdad.

Hoy que salimos de unos años bastantes convulsos donde tu padre no era tu padre y lo que te enseñaron en el máster como que no, tengo la sensación de que podemos caer en la tentación de confeccionar un nuevo traje con las mismas costuras del anterior. Eso sí, todo muy tecnológico, muy start-up, muy global, muy validado por el gurú o el coach de turno, pero muy pesado nuevamente.

La frescura, el hambre, la inocencia son atributos de los recién nacidos, algo que hoy nos podemos permitir por encima de la edad que tengamos porque ya hemos muerto y, sin embargo, aquí estamos. Porqueeeeeeee ¿habrás renacido, no? [Pausa: personalmente me parece que resucitar si eres un limaco es un incordio, lo estimulante es morirte y renacer siendo Brad Pitt, eso sí. Por ello, valora la diferencia entre renacer y resucitar en tu caso].

Los más punkis son los niños porque no tienen miedo, no lo conocen ¡es bestial! Ponen el foco en el objetivo y lo de en medio no les importa nada. Van a por el balón y que le den a los jarrones. Igualmente renacer debería significar poner el foco en el objetivo y gestionar lo de en medio sin que se nos vaya la vida. Siempre pensando en focos útiles, ágiles, directos, que nos llenen de pasión, de sensualidad. Total ¡qué más da! Hay que reinventarlo todo, está todo por hacer ¿No veis la tele? ¿No veis como los políticos y los bancos hacen el ridículo intentando resucitar en vez de renacer?

Simple, loco y sexy. Este es el mantra: simple porque la simplicidad es bella y la base de la utilidad; loco porque ser convencional es aburrido y nada creativo; y, finalmente sexy, porque si eres atractivo, tendrás fieles que se sumen a tu sueño y harás de tu meta un orgasmo colectivo y cósmico.

Think Punk para renacer, dejemos el desfibrilador para las noticias de las 9.

Si te ha gustado, compártelo!
http://www.ecequielbarricart.com/think-punk/

En Comunicación, Creatividad, Diseño, The E Experience, Think Punk