Cerrar

Empresas chicle

Empresas chicleHay empresas con chicle corporativo en vez de con cultura corporativa. El típico chicle usado que es una masa insípida, pegajosa, amorfa, con color, canción y corbata corporativa.

En la empresa chicle sus integrantes son masa y, como tal, el valor del individuo es nulo; en la que posee cultura corporativa, el valor del individuo y su marca personal es total. En la empresa chicle sus directivos son ejecutores, amebas que recogen el recado de su CEO y lo aplican, sin implicar en la acción a su cerebro. Lo contrario, una empresa con cultura corporativa, sabe que el talento de las personas enriquece la misión de la empresa, y, por tanto, el CEO espera que cada uno de sus componentes aporten su experiencia, conocimiento y creatividad, en la ejecución de sus competencias. Nada que ver: por un lado nos encontramos con el “ejecutivo chico de los recados” y por otro al “ejecutivo creativo”.

-Yo es que soy subdirector number one del Banco de los Cojones, zona Latam
-Y tienes criterio?
-No claro, si no no hubiera llegado tan alto
-Tienes un chicle pegado en el zapato…

Generalmente las empresas chicle son elefantes con miedo. Miedo a que alguien tome decisiones o, dicho de otra manera, a que alguien tome decisiones y la fastidie. Esto mata la innovación en las organizaciones. No se puede crear, producir algo nuevo si la empresa vive atenazada por el miedo al fracaso. Irremediablemente, esta situación te arroja a una zona de mal entendido confort, que a su vez es el comienzo del final de tu carrera y el comienzo del modo “Hibernación On”: mucho frío, estás vivo, pero no eres nadie.

Pasar años en este tipo de organizaciones chicle es demoledor para cualquier carrera profesional. Al final, donde había una persona hay parte de una masa, donde había talento hay un chico de los recados, donde había creatividad hay miedo; y, esto, si un día te quedas en la calle, es muy difícil de reconducir ¿Cuántos ejecutivos con 15 años de experiencia en una empresa chicle flipan porque no pueden encontrar un trabajo? Muchos ¿El motivo? Nadie contrata un cachito del Barcelona o del Real Madrid, todos quieren a Messi o Cristiano Ronaldo.

Mantener viva la llama de tu marca personal dentro de la organización para la que trabajas es pura salud profesional. Algunos confunden tener marca personal dentro de la empresa con ser infiel a ésta. Todo lo contrario, de parte del ejecutivo a la empresa, es poner tu crecimiento profesional a su servicio dando la cara, queriendo tirar el penalti, gustándote en la presión, y en la creencia de que la misión de la empresa vale la pena. Y por parte de la empresa, fomentar la marca personal de los ejecutivos, es mandar un mensaje poderoso y contundente al mercado: contamos con los mejores, fin.

Si te ha gustado, compártelo!
http://www.ecequielbarricart.com/empresas-chicle/

En Business, Comunicación, Creatividad, You Media